21 de marzo de 2014

CAMINO...


"Ningún amanecer nos encuentra allí donde nos sorprendió el ocaso"
                                                                                                    Khalil Gibran


Al comienzo de esta nueva estación, la Primavera, la naturaleza nos muestra su dinámica, y es su manifiesto de cambio lo que permanece. La Primavera es símbolo de VER CON NUEVOS OJOS, RENACER. Todo en la naturaleza está en constante transformación y nos muestra los ciclos de nacimiento, vida, muerte y renacimiento. Nos refleja cómo fluye incesantemente en su proceso de renovación. A cada instante de nuestra experiencia vital hay algo que está cambiando, y es esa posibilidad de transmutación lo que nos hace ir moldeando nuestro propio camino. 

Estas últimas semanas, han sido para mi un especial recordatorio del CAMBIO y ello me ha permitido establecer un espacio de reflexión acerca de la visión que tengo de mi misma y de cómo esto se proyecta en la visión y la relación que mantengo con los que me rodean y el mundo en general. Y es en definitiva, esa perspectiva la que determina como consecuencia nuestro pensar, sentir, expresar y actuar. 

Ciertamente el sendero de cada uno es propio, y sus ritmos también... y eso es lo que nos hace únicos pero a la vez nos conecta con una dinámica que nos es común a todos y en la que tenemos el PODER DE LA ELECCIÓN. Cada uno de nosotros decide cómo sobrellevar esos cambios, sea desde la aceptación o la negación, desde el soltar o el apego, el fluir o la rigidez, la acción o la pasividad, desde el miedo o el amor. 

El cómo percibimos la realidad y la experimentamos es una ELECCIÓN CONCIENTE y esta es una valiosa herramienta para reafirmar nuestra capacidad de ADAPTACIÓN y empoderarnos de nuestra FORTALEZA cada vez que nos veamos en una situación que parece remover nuestros cimientos. Y es precisamente EN ESOS MOMENTOS EN LOS QUE SE QUIEBRAN LAS ESTRUCTURAS por la dinámica del cambio QUE YACE LA OPORTUNIDAD DE RENACER. 

Ante los cambios que continuamente se hacen presentes en nuestro escenario vital, hay un espacio de transición en el cual pareciera que hubiésemos perdido el norte y tenemos que REAJUSTAR Y SINCERAR LA PERCEPCIÓN que tenemos sobre la realidad que vivimos para observarla como TESTIGOS, traspasando la mirada juiciosa y acusadora sobre nosotros mismos o sobre los otros, para fluir hacia la ACEPTACIÓN, y a partir de ello RESPONSABILIZARNOS de todo lo que hemos co-creado a través de actitudes, decisiones y actos que nos han conducido a este presente.

Bajo la observación atenta y desvinculada del ego, la VISIÓN SE HACE HONESTA Y CONSCIENTE y nos permitimos hacer inventario de lo que debemos dejar atrás y de lo que queremos seguir cosechando en nosotros. Este proceso es de gestación, así que debemos darnos el tiempo necesario para ello. A partir de ello, estaremos en condiciones para DECIDIR cómo, cuándo y de qué manera daremos el próximo paso en nuestro sendero. Y este paso, después de la tormenta, será entonces un paso liberador y transformador!.

Cada paso cuenta, pero no necesariamente es un paso consciente. Seamos dueños de nuestro sendero y co-creadores de nuestro camino!. 

Les comparto la pieza detonante para esta entrada del blog, un poema que escribí esta semana:


CAMINO...

Bosquejado yace el camino 
a la espera de una huella 
que dibuje su destino,
intenta la huella iniciar el trazo,
la brisa en su estruendo
conviene en desdibujarla,
más la huella se sostiene,
aún en el vacío,
la tierra conviene en terremoto,
silente espera tras la fractura,
la huella persiste al próximo paso,
en su andar gloriosa,
las agitadas mareas 
convienen en su potencia mostrarse,
aguarda empapada la huella
y clama sostenida su fuerza
aun más firme se plasma
en húmedo suelo,
arrasante aparece el fuego
en residuo sus cenizas,
suelta la humedad la huella
extasiada en la calidez
al andar sobre ellas.




Bienvenida la Primavera!


NAMASTÉ

7 de febrero de 2014

Taller de Mandala Vinyasa Yoga 




Con mucha ilusión y ánimos de compartir la experiencia de reconectar con el Ser a través de la simbología del Mandala, el Sábado 15 de Marzo desde las 11:00am hasta las 18:00h (2 horas de descanso para almorzar) estaré dictando el Taller de Mandala Vinyasa Yoga.

El Mandala es una representación simbólica del diagrama cósmico, del Absoluto, de la unión del microcosmos con el macrocosmos. Es una herramienta que nos permite reconectar con la manifestación cíclica de la vida y sintonizar con la Vibración Suprema en su eterno movimiento ondulante, retornando a la Fuente. 

Desde la simbología del Mandala, la respiración se manifiesta como conciencia cíclica del flujo del aliento vital y siendo conscientes de su ritmo nos sumergimos en la comunión del microcosmos y el macrocosmos. Así también, las ondas cerebrales muestran la naturaleza dinámica de la conciencia y a través de la contemplación podemos experimentar el nexo intrínseco a la vida, en constante cambio.

Al experimentar el movimiento consciente del cuerpo a través de las secuencias de asanas (posturas) en Mandala formando 360°- basadas en el Mandala Namaskar creado por Shiva Rea, resonamos igualmente con esa Energía Creativa, que fluye hacia la forma y se disuelve de nuevo en potencia creativa, siguiendo su naturaleza cíclica.

En este encuentro compartiremos y exploraremos la expresión de nuestro cuerpo fluido desde el Yoga, liberando la creatividad latente de esa geometría circular a través de:  


  • Secuencias de asanas en 360° (Mandala Vinyasa Yoga) : Mandala Namaskar y variaciones.
  • Respiración conciente y pulsación en las posturas.
  • Pranayama y Meditación.



Son plazas limitadas... así que puedes reservar el cupo al taller llamando al: 


                                                    697 906 190.

                                  Inversión: 50€ / Alumnos del Centro: 40€

Les invito gratamente a vivir esta experiencia ...


                                                                   NAMASTÉ